neurologopedia-servicio

Más información sobre este tratamiento

La neurologopedia es una disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de las patologías del lenguaje (oral, escrito y gestual) manifestadas a través de trastornos en la voz, el habla, la comunicación y las funciones orofaciales.

El papel del logopeda en el centro consiste en una serie de competencias profesionales que deberá desarrollar y realizar para hacer frente a todas las necesidades de los diferentes pacientes. Algunas de ellas son:

  • Evaluar, diagnosticar, pronosticar, rehabilitar y prevenir los diversos trastornos de la comunicación.
  • Realizar interconsultas y derivaciones a otros profesionales de la salud, si la situación del usuario lo requiere.
  • Realizar informes para comunicarse con los distintos profesionales que traten al paciente.
  • Desarrollar y seleccionar sistemas alternativos y/o aumentativos de comunicación, ya sea con ayuda (generación de dispositivos de voz o tableros) o sin ayuda (signos y gestos manuales).
  • Conocer todos los instrumentos de evaluación y saber utilizarlos para diagnosticar los diferentes trastornos.
  • Coordinarse con los tutores educativos para potenciar en el aula la comunicación y la expresión.
  • Mantener el contacto con los miembros de las familias e instruirlos sobre cómo tratar al niño durante el tratamiento.

Los trastornos del lenguaje dificultan el proceso de comunicación entre las personas. Las alteraciones en la expresión y la comprensión afectan en el rendimiento escolar del niño, así como en las relaciones sociales y en su autoestima, por ello es de vital importancia la detección temprana.

En la edad adulta, también se pueden encontrar problemas de voz como la disfonía,  problemas causados por lesiones cerebrales (accidentes cerebrovasculares, traumatismos craneoencefálicos o tumores cerebrales) que presentan alteraciones en el lenguaje (afasia), deglución (disfagia) y en el habla (disartria).

Por ello, el logopeda interviene en retrasos o alteraciones del lenguaje (forma, contenido y uso) y en el habla (disfonías, disfluencias…) Así mismo, se hace uso de la terapia miofuncional, mediante el trabajo de la musculatura orofacial en las alteraciones de articulación, desequilibrio muscular, respiración, masticación y deglución.

Algunos de los síntomas o indicadores más característicos (entre otros) por los que se debería llevar a un niño al logopeda podrían ser:

  • Pérdida de la voz frecuente.
  • No comprenden bien al niño cuando habla.
  • Se tienen dificultades para pronunciar algún sonido.
  • Se observa un retraso en el desarrollo del lenguaje.
  • Se observan dificultades para la lectura y la escritura.
  • Se muestran dificultades en la comprensión de textos y enunciados.
  • Respiración oral.

Pide una cita

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.